Vicepresidente venezolano rechaza sanciones de EEUU, niega la designación de "narcotraficante"

El vicepresidente venezolano rechazó de manera desafiante las sanciones de Estados Unidos que lo identifican como un importante "capo de la droga" el martes, cuando la Casa Blanca reveló detalles sobre su primera gran acción contra el gobierno sudamericano de izquierda que el presidente Trump prometió enérgicamente que tomaría durante su campaña electoral.

El recientemente nombrado vicepresidente Tareck El Aissami respondió el martes con un desafiante conjunto de mensajes en las redes sociales, diciendo que las sanciones contra él sólo profundizarían su compromiso con la revolución anti-imperialista, la cual inició en Venezuela el líder socialista Hugo Chavez hace más de una década.

"Nunca podrán vencer nuestra inquebrantable resolución de ser libres para siempre", escribió, afirmando que la acción del gobierno de Trump representaba "una agresión miserable e infame".

No lo distraerá, dijo, de su trabajo de rescatar la economía venezolana, la cual enfrenta dificultas debido al sabotaje de los enemigos conservadores de la nación, según el vicepresidente.

El nuevo secretario del tesoro, Steven T. Mnuchin, confirmó el martes que la serie de sanciones contra el Sr. El Aissami y su testaferro Samark López Bello resultará en la congelación de "decenas de millones de dólares" en activos.

Back