Venezuela tiene escasez de pan. El gobierno ha decidido que los panaderos son el problema.

Frente a una escasez de pan que está generando largas colas y agravando el estado de ánimo nacional, el gobierno venezolano respondió esta semana deteniendo a panaderos y confiscando establecimientos.

El gobierno anunció que a las panaderías sólo se les permitiría producir pan francés y pan blanco, o pan canilla, con harina importada por el gobierno. Dos panaderías ya fueron expropiadas.

Juan Crespo, presidente de la Federación Nacional de Trabajadores de la Harina, la cual representa a 9.000 panaderías en todo el país, dijo que la decisión del gobierno no va a resolver el problema.

"El gobierno no está importando suficiente trigo", dijo. "Si no tienes trigo, no tienes harina, y si no tienes harina, no tienes pan", asegurando que el país necesita al menos 120 toneladas de trigo cada mes para cubrir la demanda básica.
A principios de esta semana, el presidente Nicolás Maduro lanzó el "Plan 700" contra lo que él llamó una "guerra del pan", ordenando a los funcionarios que hicieran controles en panaderías en todo el país y que prohibieran que las personas hagan colas para comprar pan.

"El gobierno está haciendo todo lo que está a su alcance para poner fin a las colas de pan", dijo Crespo, "pero están haciendo las cosas al revés." "Las panaderías están mostrándole a las autoridades que no tienen inventario de pan", dijo. "El gobierno tiene que ver la realidad".

Back