Venezuela acude a pequeños bancos para manejar transacciones en dólares

El gobierno venezolano está utilizando bancos poco conocidos, incluyendo a un pequeño prestamista puertorriqueño, como intermediarios para algunas operaciones de comercio internacional después de que Citigroup el año pasado dejó de prestar dichos servicios.

El gobierno ha recurrido a instituciones relativamente desconocidas para prestar un servicio conocido como banco corresponsal, ya que las instituciones financieras internacionales están cada vez más preocupadas por los riesgos de hacer negocios con Venezuela en medio de investigaciones sobre la corrupción y el narcotráfico.

La noticia también coincide con las quejas del presidente Nicolás Maduro de que Venezuela está luchando por obtener servicios financieros en medio de una grave crisis económica caracterizada por una inflación de tres dígitos y una escasez crónica.

La relación del país con los bancos globales también se ve complicada por un sistema de control de divisas de 14 años que requiere que las empresas adquieran dólares a través del gobierno en lugar de los bancos privados.

Los bancos corresponsales proporcionan un servicio esencial que permite a los países importar bienes y mantener vínculos con el sistema financiero mundial. Italbank, el prestamista puertorriqueño propiedad del empresario venezolano Carlos Dorado, ha servido como uno de Venezuela desde 2016, por donde pasan de 10 a 15 por ciento de las transferencias, según el empresario.

Back