Un matrimonio cercano a Chávez terminó con empresas en paraísos fiscales y cuenta en Suiza

Los correos del bufete panameño Mossack Fonseca hablan por sí solos. Al menos 40 de ellos revelan los pasos de Adrián José Velásquez Figueroa, quien tenía a su cargo el cuidado del presidente venezolano Hugo Chávez, y está casado con quien fuera la enfermera del Presidente y tesorera de la nación, Claudia Díaz. Velásquez, quien fungía como jefe de seguridad de Miraflores, en Caracas, buscó en 2013 los servicios de la firma señalada por crear empresas de papel para esconder fortunas en paraísos fiscales. Aunque su historial como empresario data desde al menos 2009, se intensificó en los dos años previos a su relación con Mossack Fonseca, según los registros de sus compañías en Panamá y Caracas.

El capitán Velásquez Figueroa, oficial en retiro del ejército venezolano, es el esposo de la sargento técnico Claudia Patricia Díaz Guillén, quien dirigió la Oficina Nacional del Tesoro y la secretaría del Fondo de Desarrollo (Fonden), entre 2011 y 2013.

Díaz Guillén también es la enfermera que atendió los primeros padecimientos del cáncer que acabó con la vida de Chávez, cuando la enfermedad aún se mantenía en secreto.

Durante su gestión como tesorera, Díaz Guillén custodió los valores e inversiones de la República Bolivariana de Venezuela. También manejó los excedentes petroleros y las divisas de la banca pública, en medio de un estricto control cambiario, vigente desde 2003. Esa restricción permitió que algunas personas cercanas al gobierno chavista se beneficiaran con un sistema que les daba acceso a dólares preferenciales, que luego cambiaban en el mercado negro, fuera del país.

Cuando Díaz dejó los cargos públicos, la vida financiera de la pareja pasó a un nivel más sofisticado. Su esposo -quien también tuvo la responsabilidad de escoltar a Hugo, el único hijo varón del fallecido expresidente venezolano- buscó los servicios de la firma de abogados panameña. Después de mudarse a República Dominicana.

La correspondencia entre el bufete y Velásquez Figueroa salió a la luz gracias a una enorme filtración obtenida por el diario alemán Süddeutsche Zeitung, que manejó el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) y en la que participaron más de 300 reporteros de todo el mundo.

El 18 de abril de 2013, Mossack Fonseca creó, a petición de Velásquez, la compañía Bleckner Associates Limited, S.A. en la República de Seychelles, como “empresa internacional”, bajo el número 123282. Lo hizo a través de su oficina en ese país africano, con un capital de 50,000 dólares, dividido en 50,000 acciones, de un dólar cada una.

La República de Seychelles es un destino playero enclavado en el Océano Índico, al noreste de Madagascar, bien conocido en las listas de paraísos fiscales, a los que acuden personas de todo el mundo para ocultar bienes y evadir el pago de impuestos en su países de origen.

Otra empresa que figura en la correspondencia del bufete panameño es V3 Capital Partners LLC, una firma suiza que actúa como representante y agente registrador, que usan los propietarios de ciertas fortunas para administrar sus bienes, "entre 500,000 y 20,000,000 de dólares", según explican en su página web. Su sello está en todos los documentos que Velásquez suministra a Mossack Fonseca. El militar y su hermano, Josmel José, figuran como directores con capacidad de actuar con firmas separadas.

Políticamente expuesto

En agosto de 2013, un trabajador de Mossack Fonseca reportó por correo electrónico que al revisar antecedentes de Adrián Velásquez consiguió algo importante: "Entre las investigaciones encontré que él es responsable de la seguridad del hijo del ex presidente Chávez. Y aunque no es un dato oficial la noticia dice: también dedicado a los negocios ilegales con comida y minerales”. En la comunicación identificó a Velásquez como "director de la compañía Arctic Venture Partners International, S.A.". Entonces el empleado recomendó profundizar. 

En mayo de 2015, dos años después de recibir a Velásquez como cliente, Mossack Fonseca implementó algunos cambios para ajustarse a la Ley 23 que promulgó Panamá para prevenir el lavado de dinero y el financiamiento al terrorismo. La correspondencia interna del bufete evidencia que adelantaron algunas acciones para “corregir” anomalías, ajustarse a la normativa y así evitar penalizaciones.

“Como es de su conocimiento, Mossack Fonseca & Co. Limited tiene una licencia Clase I Trust y , como tal, está sujeta a la supervisión de leyes contra el lavado de dinero, reglamentos y/o directrices dictadas por las autoridades competentes. Las leyes contra el lavado de dinero y el Código de la financiación del terrorismo (…) obliga a toda entidad o profesional en las BVI (Islas Vírgenes Británicas) a hacer las respectivas averiguaciones sobre sus relaciones con los clientes y solicitantes de la transacción…”, reza un correo del 29 de mayo de 2015.

Durante la revisión de su base de datos, Mossack Fonseca dio con el nombre de Adrián Velásquez, a quien identificaron como una Persona Políticamente Expuesta (PEP, por sus siglas en inglés). Este término se utiliza para advertir sobre clientes con relación directa o indirecta (un familiar o cónyuge) con algún cargo público. En el caso de Velásquez, las luces se encendieron sobre él por estar casado con quien fuera tesorera de la nación, según se lee en los correos.

“Como resultado del proceso de supervisión de cumplimiento (que mencionamos) arriba , hemos encontrado que el Sr. Adrián José Velásquez FIGUEROA califica como una persona expuesta política , por lo tanto, apreciamos su cooperación con alguna información adicional / documentos de las empresas y sus representantes, como se describe a continuación”.

La advertencia provocó que el bufete ordenara profundizar las investigaciones sobre Velásquez para revisar sus antecedentes, lo que en terminología bancaria se conoce como un EDD (Enhance Due Dilligence). El trabajo se hizo y Mossack Fonseca pidió a Velásquez aportar una serie de datos adicionales, documentos personales y certificados que mostraron sus relaciones bancarias.

48 oficinas en 33 países, uso de paraísos fiscales, diseño de entramados empresariales. Descubra cómo funciona el bufete panameño Mossack Fonseca.

“Buen día yari, te adjunto check list de la sociedad bleckner associates limited a la cual se le abrió edd por pep que es el señor adrian jose velasquez figueroa por ser esposo de claudia días ex – tesorera de la nación cargo que abandono en abril – 2013 y de igual manera, por ser un militar retirado, únicamente que no aparece la fecha que renunció al cargo, pero si aparece como “former member of the venezuelan military.”

Cliente de un banco suizo

Entre la documentación que envió el ex jefe de seguridad de Hugo Chávez a la firma panameña, se encuentra una carta que certifica su condición de cliente del banco suizo BSI SA, desde noviembre de 2012. El BSI SA fue fundado en 1873 en Lugano, y es uno de los principales bancos de Suiza. Se especializa en administración de activos y fondos de inversión privada.

El militar, apodado entre sus amigos como “Guarapiche” - por el nombre del río del estado Monagas de donde es oriundo- abrió su cuenta suiza un mes después de que un convaleciente Chávez ganara nuevamente las elecciones en Venezuela, el 7 de octubre del 2012, según lo señala la carta emitida por el propio banco.

Velásquez era un oficial del ejército de 28 años cuando fungía como protector de la casa presidencial, en Caracas. Así se presentó en un juicio por deserción a un compañero: “soy el teniente (Ej) Adrián José Velásquez Figueroa, jefe del Departamento de Seguridad del Palacio de Miraflores…”, se lee en la declaración del Circuito Penal Militar del Tribunal Supremo de Justicia, del 27 de febrero de 2007.

Cuatro años después comenzaba a abrir empresas en Caracas y Panamá. Cuando solicitó a Mossack Fonseca la apertura de “Bleckner Associates Limited” en Seychelles, en abril de 2013, el sueldo mensual promedio de un capitán rondaba los 10,000 bolívares, menos de 170 dólares en el mercado libre, de acuerdo con el tipo de cambio en ese momento: 60 bolívares por cada dólar (hoy se ubica en más de 1,000 bolívares por dólar).

Empresas en Panamá y Caracas

Otra de las empresas de Velázques es la compañía MJ Box Tool, C.A. La abrió en la ciudad de Maturín, en su estado natal. En el Registro Nacional de Contratistas (RNC) figura como presidente, con un capital de 500,000 bolívares (unos 500 dólares). Su hermano, Josmel José Velásquez Figueroa es el vicepresidente. Adrián posee el 51% de las acciones y Josmel el 25%.

La empresa fue constituida en 2009. No obstante, para contratar con el Estado venezolano es necesario inscribirse en el RNC, lo que ocurrió el 26 de agosto de 2015. La fecha de vencimiento es el 30 de junio de 2016.

En la base de datos abierta sobre el mundo corporativo mundial www.opencorporates.com Adrián Velásquez está registrado como director, presidente o tesorero de por lo menos cinco compañías distintas en Panamá. Todas con fecha de inscripción entre 2011 y 2012, y con capitales de 10,000 dólares en su mayoría, según registros públicos. La primera que oficializó fue Invesco Capital Fund, INC y la más reciente se llama Tsunami, que data de agosto de 2012. También abrió una "MJ Box Tool" en el itsmo.

El especialista venezolano en temas relacionados con lavado de dinero, Alejandro Rebolledo, explicó que un modus operandi común en el blanqueo de dinero y en la evasión fiscal es la adquisición de varias empresas y sociedades en países distintos a donde se originaron los fondos. A nombre de esas empresas, a su vez, compran bienes, lo que hace más difícil rastrear a los beneficiarios.

No se conocen pruebas de que las empresas de Velásquez se hubiesen utilizado para el lavado de dinero o alguna otra actividad ilícita.   

Manos en el fondo del tesoro

En plena campaña electoral de 2012, la esposa del exjefe de seguridad de Chávez, Claudia Díaz, aprobó el aumento de capital del Fonden y el uso de esos recursos para pagos y recompra de deuda pública, así como destinar dinero del fondo para atender “situaciones extraordinarias”, según indica la Gaceta oficial número 39.910, del 25 de abril de ese año.

En esa campaña por la reelección de Hugo Chávez, cuyo rival político era el líder opositor Henrique Capriles Radonski, hubo severas denuncias de uso de bienes públicos para favorecer la candidatura del mandatario, quien finalmente se alzó con la victoria.

El Fondo de Desarrollo Nacional también ha sido objeto de investigaciones periodísticas que revelan la oscuridad con la que se maneja, desde que Chávez lo creó en 2005. Un trabajo de Reuters en septiembre de 2012, advirtió que el Fonden percibió “unos 100,000 millones de dólares”, pero que existen desfases entre “los recursos que recibe, los que contabiliza y el avance de las obras que financia”. También señaló que en 2011 – año en el que estuvo a cargo Claudia Díaz- el Fonden recibió “casi 15,000 millones de dólares”.

Consultado sobre este tema, Alejandro Rebolledo dijo: “ya la red de sobornos, corrupción y lavado de dinero en Venezuela tienen nombres y apellidos, el Ministerio Público debe actuar en función de esto. ¿Por qué no lo ha hecho? ¿Qué pasa con la asistencia legal mutua y cooperación internacional, que permite solicitarle a esos países información sobre lo que pasa? Ahí están las pruebas”.

Recientemente, Rebolledo introdujo un proyecto de reforma a la ley que combate estas prácticas en Venezuela y que, entre otras cosas, permitiría devolver al patrimonio público el dinero extraído de forma ilegal en el país, que actualmente reposa en bancos y sociedades del mundo.

Sin embargo, ese procedimiento busca que esos fondos vuelvan, justamente a la Oficina del Tesoro, una de las instituciones menos transparente del país. Por ejemplo, su página web no tiene ni un “rastro” del paso de Claudia Díaz por allí y de sus acciones. Tampoco una fotografía, ni de ella ni de sus polémicos antecesores, como el ahora magnate de Florida Alejandro Andrade o el sobrino de la primera dama, Cilia Flores: Carlos Malpica Flores.

Son mis “bienes personales”

Adrián Velásquez está inscrito en el Seguro Social de Venezuela (IVSS) desde el 9 de julio de 2012 como empleado activo de la compañía MJ Box Tool con un sueldo mensual de Bs. 10,748.08 (unos 42 dólares si se toma como referencia la paridad oficial de 250 bolívares por dólar del sistema Sicad).

El exjefe de seguridad de Chávez y consorte de la extesorera tuvo varias opciones a la hora de justificar el origen de su fortuna en la planilla de declaración de fondos de Mossack Fonseca. Pero escogió la de “bienes personales” para explicarlo.

Vuelos exclusivos

Durante 2011 y 2013 la pareja viajó en numerosos vuelos charter, juntos y separados. Estos traslados no dependen de los horarios comerciales de las aerolíneas y pueden ser alquilados para un grupo familiar o un equipo. El registro migratorio de cada uno revela que preparaban su mudanza a República Dominicana, donde él obtuvo su residencia.

El pasaporte de Velásquez reporta además continuos viajes a Curazao y también a La Romana, en Dominicana. En la lista de viajes destaca uno en vuelo comercial de American Airlines, por cuatro días, a Miami, Florida, en marzo de 2011.

El de Díaz muestra un movimiento mayor, siempre en viajes exclusivos, después de dejar los cargos públicos en 2013. Al menos 15 fueron en la ruta Venezuela-Santo Domingo o Venezuela-Punta Cana. El último reporte revela que salió por Cúcuta en septiembre de 2015.

Lee mas: http://www.univision.com/noticias/papeles-de-panama/un-matrimonio-cercano-a-chavez-termino-con-empresas-en-paraisos-fiscales-y-cuenta-en-suiza

Back