Tribunal Supremo de Justicia prohíbe a fiscal general salir de Venezuela; Embajadora de Estados Unidos ante la ONU advierte mayor represión contra las protestas

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela prohibió a la fiscal general de la nación abandonar el país y ordenó el congelamiento de sus cuentas bancarias horas después de que ella emitiera una fuerte crítica acusando al presidente Nicolás Maduro de "terrorismo de Estado".

La corte controlada por el gobierno anunció el miércoles por la noche que había admitido una denuncia presentada por un legislador del partido socialista acusando a Luisa Ortega Díaz de actuar como líder de la oposición en violación de sus deberes constitucionales. 

El anuncio se produjo mientras las autoridades intensificaron la búsqueda a nivel nacional de un investigador policial acusado de robar un helicóptero de la policía y lanzar granadas y disparos a la corte del TSJ y al Ministerio del Interior el martes por la noche. Funcionarios encontraron el helicóptero abandonado en el estado litoral de Vargas, cerca de Caracas, pero no hubo señales de Oscar Pérez, supuesto fugitivo. 

Mientras el aparente ataque se desarrollaba fuera de la corte, dentro los magistrados emitió una serie de sentencias contra Ortega. Una de esas decisiones amplió las facultades del defensor del pueblo, Tarek William Saab, permitiéndole llevar a cabo investigaciones penales que son la prerrogativa exclusiva de Ortega, que recientemente se ha convertido en una fuerte crítica de Maduro. 

"Estas decisiones están dando el poder de investigar los abusos de derechos humanos a personas que posiblemente están violando esos derechos", dijo Ortega el miércoles en sus comentarios más fuertes desde que rompió con Maduro por un fallo del TSJ en marzo que buscaba despojar a la Asamblea Nacional de sus últimos poderes. 

Horas después de sus comentarios, el TSJ anunció que procedería con una denuncia presentada por el legislador Pedro Carreño, poniendo restricciones a los movimientos de Ortega para proceder con una audiencia programada para la próxima semana. "No reconozco estas decisiones", dijo Ortega mientras la aplaudían en su oficina. "Prometo que defenderé la Constitución y la democracia en Venezuela aunque me cueste la vida". 

En otras noticias, la embajadora estadounidense ante las Naciones Unidas advirtió a los legisladores norteamericanos sobre la creciente crisis en Venezuela y el riesgo de que Maduro pueda liderar una represión más agresiva contra las protestas. 

Nikki Haley afirmó que Maduro "está diciendo que va a utilizar acción militar". En sus palabras, "Él está diciendo que va a ser más agresivo y está culpando a los manifestantes de intentar derrocar a su gobierno cuando todo lo que quieren es una verdadera democracia". La embajadora hizo dichos comentarios el miércoles ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado.

 

 

Back