Saldo de muertes por protestas en Venezuela sube a 72 tras dos nuevas victimas; Oposición reclama venta de gas lacrimógeno de empresa brasileña

Dos manifestantes, ambos de 20 años, murieron el jueves durante manifestaciones contra el gobierno en diferentes ciudades de Venezuela, con lo que el total de muertes en más de dos meses de protestas ha aumentado a 72, dijeron funcionarios.

Los fiscales dijeron que estaban investigando la muerte de José Pérez, un estudiante en la ciudad occidental de Rubio que recibió un disparo "en el rostro" durante una manifestación. El incidente ocurrió cuando un grupo de estudiantes fue atacado por partidarios del gobierno en motocicletas "que dispararon 40 disparos sin medir la circunstancia", dijo el presidente del Consejo Municipal de Rubio, Walter Chacón. 

Por otra parte, el Ministerio Público dijo que estaba investigando la muerte de Luis Vera en la ciudad noroeste de Maracaibo, quien estaba "en una manifestación cuando le dispararon". El hombre armado de 37 años de edad fue capturado y será llevado ante un tribunal de procedimientos preliminares. 

Las protestas casi diarias contra el presidente Nicolás Maduro, que comenzaron el 1 de abril, frecuentemente se han vuelto violentas con más de 1.000 personas heridas hasta ahora, dicen los fiscales, y más de 3.000 detenidos, según la ONG Foro Penal. Muchos han muerto como resultado de las lesiones causadas por los envases de gases lacrimógenos disparados contra los manifestantes a corta distancia o por la exposición excesiva a los gases tóxicos. 

En noticias relacionadas, una empresa brasileña reconoció el viernes que está suministrando a las fuerzas de seguridad de Venezuela grandes cantidades de gases lacrimógenos para controlar las protestas contra el gobierno, provocando indignación de la oposición venezolana. 

La empresa Condor Non-Lethal Technologies, con sede en Río de Janeiro, confirmó que está preparando dos ordenes para Venezuela después de que los líderes de la oposición presentaran lo que ellos dijeron que era un documento que mostraba que las fuerzas armadas habían comprado casi 78.000 contenedores de gas lacrimógeno en abril. 

Los opositores del presidente Nicolás Maduro dicen que le han pedido al gobierno de Brasil, que ha sido muy crítico con la represión de las protestas, bloquear la entrega del gas. Hasta ahora no han recibido una respuesta. 

"La gente está muriendo de hambre y lo que menos tienes que comprar es equipos" antimotines, dijo el diputado Eudoro González, del partido Primero Justicia. El gobierno de Brasil "tiene que hacer válida su política internacional, que es respeto a los derechos humanos", agregó.

Back