Oposición venezolana mantiene presión en las calles; un estudiante asesinado

Decenas de miles de venezolanos cerraron gran parte de la capital el jueves y se enfrentaron con la policía para protestar por lo que llaman un intento de golpe por parte del gobierno socialista.

Fue la manifestación de oposición más grande que el país ha visto en medio año. Muchos manifestantes llevaban letreros que decían "No más dictadura", llenando la principal carretera que corta desde el oriente de Caracas hasta el centro de la ciudad.

Más tarde, un grupo más pequeño se enfrentó a las líneas de la policía antidisturbios que intentaron dispersar a la multitud del centro de la ciudad con gases lacrimógenos, balas de goma y cañones de agua. Algunos jóvenes manifestantes se cubrieron el rostro con bandanas. Los líderes de la oposición dijeron que más de una docena de manifestantes resultaron heridos en los enfrentamientos y un estudiante universitario fue asesinado.

Apodada "tranca contra el golpe", la demostración del jueves fue un intento de mostrar al gobierno que la oposición no detendrá la presión hasta que se celebren elecciones nacionales. Muchos de los que desafiaron el calor tropical utilizando paraguas y gorras de béisbol dijeron que también habían participado en una protesta del martes en la que un gran numero de personas sufrieron lesiones graves y arrestos. El gobierno respondió a la marcha del jueves creando un atasco de tráfico, cerrando más de una docena de estaciones de metro de Caracas.

Caracas vio dos demostraciones similares contra el gobierno el pasado otoño, pero los manifestantes dijeron el jueves que pensaban que esta vez podría ser diferente, con protestas constantes combinadas con una escalada de críticas internacionales y la escasez intolerable de alimentos y medicinas.

Back