Oposición venezolana bloquea calles para protestar contra reforma constitucional de Maduro; Estados Unidos y otros gobiernos expresan preocupación por decisión de Maduro

La oposición de Venezuela bloqueó las calles de Caracas el martes para denunciar la decisión del presidente Nicolás Maduro de crear una "asamblea constituyente", una medida que los críticos dijeron que es un intento disimulado de aferrarse al poder evitando elecciones.

A medida que aumenta la condena internacional sobre el gobierno de Maduro, Estados Unidos rechazó la acción y Brasil la calificó de "golpe".

Después de un mes de protestas casi diarias de la oposición que exige elecciones generales anticipadas, el impopular líder anunció el lunes que establecería una asamblea por encima de los poderes para reformar la constitución.

Los críticos del presidente dijeron que Maduro está consolidando su dictadura cada vez más ya que su plan es crear una asamblea conformada por sus partidarios solamente, impidiendo elecciones que probablemente perdería, tales como las elecciones regionales que se suponía debían suceder el año pasado. Los opositores también temen que el nuevo organismo continuará marginando al actual parlamento de mayoría opositora, allanando el camino para reformas no democráticas a la constitución.

Estados Unidos, así como Argentina, Chile y Brasil expresaron el martes su preocupación por la decisión de Maduro.

"La propuesta del presidente Nicolás Maduro para constituir una asamblea constituyente es un golpe de Estado, es otra ruptura de la democracia, violando la constitución del país", dijo el canciller brasileño Aloysio Nunes en un comunicado publicado en Facebook.

Estados Unidos dijo que Maduro estaba tratando de "cambiar las reglas del juego" para permanecer en el poder. "Tenemos una profunda preocupación por la motivación detrás de esta asamblea constituyente, que invalida la voluntad del pueblo venezolano y erosiona aún más la democracia venezolana", dijo Michael Fitzpatrick, subsecretario adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental, en una llamada telefónica con periodistas.

La polémica decisión probablemente provocará más protestas contra el gobierno, ya las más sostenidas desde 2014. La oposición bloqueó el trafico con barricadas en y alrededor de Caracas el martes por la mañana en rechazo al anuncio de Maduro mientras que las fuerzas de seguridad usaron gas lacrimógeno para dispersar a algunos manifestantes.

"No creemos en la falsa paz de Maduro, lo que ha hecho es echarle más combustible al fuego", dijo Jesús Gutiérrez, de 64 años, quien junto a unos 100 manifestantes bloqueó una de las principales avenidas de la capital. "La gente tiene que reaccionar y eso es lo que han estado haciendo".

La oposición planea realizar más marchas para el miércoles.

Back