Nuevos enfrentamientos en Venezuela después de que un hombre se prendiera en fuego

Médicos venezolanos salieron a protestar en el país durante las últimas manifestaciones de calle contra el presidente Nicolás Maduro que entraron en su octava semana mientras el número de muertos ascendió a 49 por la creciente convulsión que vive la nación sudamericana.

Después de que varios grupos civiles marcharan, esta vez fue el turno de la Federación Médica Venezolana para expresar sus frustraciones en las calles. Más de mil simpatizantes marcharon hacia el Ministerio de Salud en Caracas. 

La policía disparó gases lacrimógenos para hacer retroceder a los manifestantes en escenas familiares tras varias semanas de turbulencia. "El país está a punto de sufrir una catástrofe, el sistema de salud es un desastre", dijo Fernando Gudayol, un cirujano de 50 años de edad. "Uno siempre tiene miedo de salir, pero seguiremos haciéndolo hasta que haya un cambio". 

"Una simple infección puede convertirse en algo grave por la falta de antibióticos y cualquier tipo de suministros, y por la falta de mantenimiento de los equipos", dijo Eliecer Melear, un urólogo de 41 años. 

Mientras tanto, los manifestantes prendieron en llamas la casa de la infancia del presidente Hugo Chávez en el oeste de Venezuela el lunes, dijo un legislador de la oposición. Los manifestantes han destruido hasta el momento cinco estatuas conmemorativas de Chávez, el mentor de Maduro y fundador de la "Revolución Bolivariana" de Venezuela. 

"Es bastante simbólico que los ciudadanos estén desahogando sus frustraciones con el autor de la revolución bolivariana", dijo Eric Farnsworth, vicepresidente del Consejo de las Américas. 

Yorman Bervecia, de 19 años, fue baleado y asesinado durante una protesta, según la fiscal general de la nación. Su muerte llevó a por lo menos 49 el número de muertos en dos meses de protestas contra el gobierno. 

Los líderes de la oposición están instando a la moderación de sus seguidores, pero dicen que las fuerzas de seguridad y milicias progubernamentales -y no los manifestantes- son quienes están detrás del gran número de ataques mortales. 

Maduro acusó a los manifestantes el domingo de prender fuego a un partidario del gobierno diciendo que Orlando Zaragoza, de 21 años, sufrió quemaduras en casi todo su cuerpo cuando fue rociado con gasolina y prendido fuego en una protesta en Caracas un día antes. Videos que circulan en las redes sociales muestran a un hombre cubierto de llamas huyendo de una pequeña multitud.

No está claro qué desencadenó el ataque, que está bajo investigación, aunque algunos testigos dijeron a medios locales que Zaragoza fue capturado robando a manifestantes que se habían reunido en una marcha de decenas de miles de personas para protestar contra el gobierno de Maduro.

 

Back