OEA acuerda discutir tema Venezuela durante Asamblea General

Los cancilleres del Hemisferio Occidental no pudieron llegar a un acuerdo el miércoles sobre cómo abordar el deterioro de la crisis democrática en Venezuela, y algunos países insistieron en que los diplomáticos no tienen derecho a intervenir en los asuntos internos de Venezuela.

Una agitada reunión de la Organización de los Estados Americanos (OEA) terminó sin consenso, aunque se acordó seguir hablando sobre el tema. Los ministros de relaciones exteriores, que no consiguieron suficiente apoyo para ninguno de los dos proyectos de resolución, en los que se pedían una reducción de la violencia, dijeron que volverán a reunirse en unas semanas en la Asamblea General de la organización en Cancún, México. 

La falta de acuerdo se produjo a pesar de los llamados urgentes de algunas naciones representadas en la reunión extraordinaria en Washington, donde los cancilleres compartieron ampliamente su deseo de que Venezuela, que ha anunciado que se retirará de la organización, reconsiderara su decisión. 

"Estamos hablando de personas muriendo, muriendo", dijo el canciller brasileño Aloysio Nunes, afirmando que la democracia no es "un privilegio" y preguntando con lamento: "¿Qué podemos hacer conjuntamente para marcar la diferencia, para llegar a los ciudadanos venezolanos, para rescatar sus libertades fundamentales?". 

Pero las naciones de izquierda aliadas con el presidente venezolano, Nicolás Maduro, insistieron en que la OEA no tenía razón alguna para interferir en la crisis, en la que las protestas contra el gobierno de Maduro han dejado al menos 60 muertos. El diplomático nicaragüense Luis Alvarado condenó y rechazó el intento de "subvertir los derechos" de un país soberano, comentarios que fueron repetidos por el ministro de relaciones exteriores de Bolivia, Fernando Huanacuni Mamani, quien acusó a la OEA de buscar "agresión" y "confrontación". 

La canciller venezolana, Delcy Rodríguez, quien no asistió a la reunión, dijo que a pesar de la decisión de Maduro de retirarse de la OEA, el presidente le ordenó asistir a la Asamblea General de la organización, que tendrá lugar el 19 de junio, donde se espera que nuevamente se trate la crisis del país. 

Mientras la sesión se realizaba en Washington, miles de manifestantes antigubernamentales volvieron a las calles de Caracas y trataron de marchar al Ministerio de Relaciones Exteriores. 

Líderes de la oposición dijeron que al menos 89 personas resultaron heridas cuando los manifestantes fueron reprimidos por las fuerzas de seguridad, quienes bloquearon su paso.

Back