Maduro anuncia que impulsará nueva asamblea a pesar de las protestas en Venezuela

El impopular presidente venezolano, Nicolás Maduro, aseguró ayer que lanzará una nueva asamblea para reformar la Constitución, a pesar de la disidencia dentro de sus propias filas y de las grandes protestas en la nación sudamericana convulsionada tras casi dos meses de disturbios.

En la última señal de que hay fisuras internas, dos magistrados del pro-gubernamental Tribunal Supremo de Justicia se pronunciaron en contra de la asamblea planeada, uno de ellos diciendo que "no era la solución a la crisis" y pidió a Maduro que "reflexione bien" para evitar más represión.

Al menos 53 personas han muerto como resultado de las protestas que comenzaron a principios de abril. Cientos de personas han resultado heridas, alrededor de 2.700 detenidas, con 1.000 aún tras rejas y 335 juzgados en tribunales militares, según afirmaron grupos de derechos humanos. Se teme que el incremento de disturbios y saqueos aumente el riesgo de que las protestas puedan salirse de control dado el hambre y la ira que gran parte de la población siente contra Maduro.

Los venezolanos están a la expectativa de posibles fisuras dentro del gobierno y las fuerzas armadas, debido a que los manifestantes están saliendo a la calle todos los días para exigir elecciones anticipadas, ayuda humanitaria para aliviar la escasez de alimentos y medicinas y libertad para los activistas encarcelados.

"Las protestas persistentes y reprimidas cada vez con más violencia eventualmente inducirán a las principales partes interesadas a abandonar a Maduro y a negociar una transición rápida que establezca un calendario para nuevas elecciones, aunque el momento preciso en que eso suceda es imposible de predecir", dijo la consultora política del Grupo Eurasia el martes. 

Sin inmutarse por su creciente oposición, Maduro presentó el martes el proyecto de "asamblea constituyente" de 540 miembros para contrarrestar las manifestaciones en Venezuela, las cuales, según él, son un intento de derrocar su gobierno. "Votos o balas, ¿qué quiere el pueblo?" Maduro preguntó a una multitud de partidarios que ondeaban banderas venezolanas en el palacio presidencial de Miraflores. 

"¡Vamos a elecciones ya!" dijo, antes de detallar cómo la nueva asamblea constituyente será solo parcialmente elegida por votos a nivel municipal y conformada por diferentes grupos.

 Los líderes de la oposición dijeron que el proyecto es una farsa diseñada para evitar elecciones presidenciales programadas para el próximo año y así mantener a Maduro en el poder a pesar de su impopularidad.

Back