Más de 7 millones de personas votan en plebiscito en Venezuela contra Maduro; Oposición anuncia "hora cero" para intensificar protestas y bloquear Asamblea Constituyente

Casi 7,2 millones de venezolanos participaron en un plebiscito informal organizado el domingo por la oposición contra el gobierno de izquierda del presidente Nicolás Maduro, según académicos que supervisaron la votación.

Dicha cifra no estuvo muy lejos del total de 7,7 millones de votos de la oposición en las elecciones parlamentarias de Venezuela en diciembre de 2015, aclamada por los adversarios a Maduro como una clamorosa expresión de descontento popular contra él. 

Energizada por el masivo voto anti-Maduro, la oposición venezolana anunció el domingo cómo intensificar las protestas y bloquear la Asamblea Constituyente  que se teme permita perpetuar la hegemonía del Partido Socialista Unido de Venezuela, brazo político de Maduro. 

Después de meses de manifestaciones en las calles que han llevado a casi 100 muertes, la Mesa de la Unidad Democrática, coalición opositora, movilizó a millones a las calles el domingo para un referéndum informal destinado a deslegitimar al presidente del país, al que llaman un dictador. 

Ahora, los líderes de la oposición proponen la "hora cero" en Venezuela para exigir una elección general y detener el plan de Maduro de crear su controvertida Asamblea Constituyente en una votación del 30 de julio. 

Las tácticas de la oposición podrían incluir largos "trancazos" y "plantones" en las vías, una huelga nacional o posiblemente una marcha hacia el palacio presidencial de Miraflores. 

"Hoy Venezuela se puso de pie con toda su dignidad para decir que la libertad no tiene retroceso, que la democracia no se negocia", dijo Julio Borges, quien preside el parlamento controlado por la oposición, poco después de la medianoche, cuando se anunciaron los resultados del referéndum. 

"Venezuela lo dijo claramente: no queremos una Constituyente fraudulenta e impuesta. No queremos ser Cuba, no queremos ser un país sin libertad", agregó, prometiendo nuevos anuncios sobre la estrategia de la oposición el lunes. 

La mayoría de los venezolanos se oponen a la Asamblea Constituyente, que tendrá poder para reescribir la Constitución y anular el actual parlamento de mayoría opositora, pero Maduro está presionando para que se lleve a cabo el voto en dos semanas. 

A través de tres preguntas, los seguidores de la oposición votaron abrumadoramente el domingo -en un 98 por ciento- contra la nueva asamblea propuesta por Maduro, instando a los militares a defender la actual Constitución y apoyando elecciones antes de que finalice el mandato del presidente de Venezuela. 

"El resultado es una notable demostración de fuerza para la oposición de Venezuela", dijo Torino Capital, con sede en Nueva York, en una nota de investigación, señalando que la votación se anunció y organizó sólo dos semanas antes y que participar significaba desafiar abiertamente al gobierno. "Los resultados parecen confirmar que la oposición fácilmente derrotaría al gobierno en cualquier elección". 

La agitación política ha afectado gravemente a Venezuela: 95 muertos en protestas desde abril, miles de heridos, cientos de arrestos y más daños a una economía ya en su cuarto año de declive.

 

Back