Los venezolanos vuelven a las calles mientras el número de muertos asciende a 37

Estudiantes venezolanos se enfrentaron a la policía mientras eran dispersados con bombas lacrimógenas durante unas protestas en la capital venezolana el jueves. Las manifestaciones de los últimos dos meses no dan señal de que vayan a detenerse, y el numero de fallecidos sigue en aumento.

"¡Somos estudiantes, no terroristas!" una multitud de estudiantes cantaba mientras marchaban en Caracas.

Soldados dispararon gases lacrimógenos contra cientos de estudiantes en la Universidad Central de Venezuela, mientras médicos con máscaras de gas atendían a estudiantes heridos en la cara y en el cuerpo.

"¿Sabes cuántos muertos hay? " Rafaela Requesens, una líder estudiantil, le gritó a un grupo de oficiales de la Guardia Nacional que formaban un muro para intentar detener el avance de los manifestantes. "Son tus víctimas."

Un tiroteo ocurrió en una manifestación estudiantil en El Tigre, una ciudad al sureste de Caracas, quitándole la vida a Juan López, de 33 años, y dejando otros tres heridos, según la fiscalía. Los informes preliminares indican que un asaltante disparó contra López cuando finalizaba la marcha y luego huyó en una motocicleta. López era el presidente de una federación universitaria.

La muerte del líder estudiantil elevó a por lo menos 37 el número de muertos en la actual crisis política de Venezuela.

Más de 700 personas han sido heridas, una cifra nada despreciable en un país con escasez de medicamentos. Los líderes de la oposición dijeron que 30 personas resultaron heridas en las manifestaciones estudiantiles del jueves. A día de hoy, más de 1.000 personas han sido detenidos.

Al oeste de Caracas en Valencia, se reportaron saqueos en varios negocios y al menos en una fábrica. Algunos ladrones huyeron con cajas de plástico llenas de botellas e incluso con un montacargas.

Back