Los venezolanos están cazando flamencos y osos hormigueros para remediar el hambre

La crisis alimentaria de Venezuela se ha profundizado tanto que aparentemente hay personas cazando flamencos rosados ​​y otros animales protegidos para sortear el hambre.

Aunque la caza de flamencos es ilegal y atípica en la nación sudamericana, investigadores de la Universidad del Zulia en la ciudad de Maracaibo, en el noroeste de Venezuela, han descubierto al menos 20 casos de cadáveres de aves descubiertos con sus pechugas y torsos removidos.

Y los flamencos no son el único animal inusual víctima del deterioro de la crisis alimentaria en Venezuela. Restos de perros, gatos, burros e incluso osos hormigueros gigantes han sido encontrados en bolsas de basura en vertederos de la ciudad en todo el país.

"A veces sólo encontramos las cabezas, tripas y piernas del animal. Solíamos ver esto muy poco en el pasado, pero ahora esta práctica está fuera de control y en aumento ", dijo al Miami Herald Robert Linares, un trabajador de gestión de desechos de Maracaibo. Linares agregó que recientemente encontró en la calle los restos de un perro que había sido despellejado y desmembrado.

"Consideramos grotescos estos asesinatos, pero ¿cómo criticar a alguien que caza una paloma, un perro, un gato o cualquier animal porque tiene hambre?" dijo Doris Rubio, directora general de la Asociación por la Defensa y Protección de Animales de Venezuela, al Miami Herald. "La gente solía cazar lagartijas por el deporte. Ahora lo hacen por necesidad”.

Back