Estados Unidos sanciona a otros ocho funcionarios de Venezuela, incluyendo al hermano de Chávez

La administración Trump impuso el miércoles sanciones a otros ocho funcionarios venezolanos, incluido el hermano del líder socialista Hugo Chávez, para castigarlos por ayudar al presidente Nicolás Maduro a crear su ilegitima asamblea constituyente, dijeron funcionarios estadounidenses.

Los Estados Unidos apuntaron a políticos y figuras involucradas en seguridad, pero no aplicaron sanciones financieras o "sectoriales" más amplias a la industria petrolera, aunque estas acciones, dijeron funcionarios estadounidenses a Reuters, aún están bajo consideración. 

Las nuevas medidas anunciadas por el Departamento del Tesoro congelarán sus activos estadounidenses, los prohibirán de viajar a Estados Unidos y prohibirán a los norteamericanos hacer negocios con ellos. Washington impuso sanciones contra el propio Maduro la semana pasada tras una acción similar contra 13 funcionarios venezolanos el 26 de julio. 

Las sanciones marcan una nueva escalada de la respuesta estadounidense a la represión de Maduro contra la oposición y a la instalación la semana pasada de la nueva asamblea constituyente, un "poder plenipotenciario" dirigido por miembros del Partido Socialista Unido de Venezuela y que ha generado una condena internacional. 

"El presidente Maduro juramentó a esta asamblea constituyente ilegítima para afianzar aún más su dictadura", dijo el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, en un comunicado. "El desprecio de este régimen por la voluntad del pueblo venezolano es inaceptable, y los Estados Unidos estarán con ellos en oposición a la tiranía". 

El más destacado entre los funcionarios sancionados el miércoles fue Adán Chávez, de 64 años, físico y hermano mayor del ex presidente Hugo Chávez. Adán fue anteriormente ministro de la cultura, sirvió durante casi una década como gobernador de su estado natal de Barinas y ahora es secretario de la comisión presidencial de la nueva asamblea. 

Las últimas medidas tienen por objeto hacer valer las amenazas de la administración Trump de sancionar a cualquier persona involucrada con la nueva asamblea, que tiene el poder de reescribir la constitución del país. Los ocho fueron acusados ​​de socavar las instituciones democráticas. 

"Yo apoyo que el presidente sancione a estos funcionarios corruptos del régimen de Maduro", dijo el senador republicano de los Estados Unidos, Marco Rubio, quien ha trabajado estrechamente con Trump en el tema Venezuela. 

Pero agregó: "Ha llegado el momento de que el presidente cumpla su promesa de imponer sanciones económicas significativas a la ilegítima dictadura de Maduro".

 

Back