Emisión de documentos y privilegios diplomáticos

EMILI J. BLASCO

El uso de los consulados y embajadas de Venezuela en Oriente Próximo para facilitar documentación oficial a elementos radicales ya fue puesto de manifiesto en el caso de Ghazi Nassereddine, quien fue consejero en la Embajada de Damasco y se inmiscuyó en la de Beirut. Nassereddine, libanés-venezolano promocionado por Maduro cuando era canciller, fue incluido en 2015 en la lista especial del FBI.

Entre las denuncias que ahora revela Misael López Soto, consejero en la Embajada de Irak, está la presentada en 2014 contra una empleada de esa legación que emitía de modo irregular documentos venezolanos a nombre de personas procedentes de Siria, Palestina, Irak y Pakistán. Aunque podía deberse a fines lucrativos, el hecho de que el embajador impidiera investigar el caso (la mujer sigue trabajando en la embajada) muestra la presunta aquiescencia de las autoridades con el procedimiento. El embajador en Irak, Jonathan Velasco, niega que desde la misión se emitan documentos para ciudadanos extranjeros.

En cualquier caso, un empleado de la embajada que se prestó a testificar a favor de la denuncia de López Soto apareció poco después degollado. En el momento del estrechamiento de las relaciones del chavismo con Hizbolá, Velasco estuvo en el puesto clave de embajador en Teherán. Luego fue a Ramala. Y tras ser declarado por Israel persona non grata fue enviado a Irak.

La embajadas en Oriente Próximo también han ayudado a promover los intereses económicos de empresarios como Majed Khalil Majzoub, dueño de Hardwell Technologies, compañía bajo sospecha de EE.UU. En 2012 el empresario venezolano de origen libanés visitó Jordania para negociar contratos de energía eléctrica en Petra y en 2013 acudió a Irak, también en viaje diplomático, lo que supone una irregularidad. La embajada preparó sus entrevistas con el Gobierno de Bagdad y del Kurdistán y pidió a ambos que pagaran hospedaje, escolta y otros gastos. Majed Khalil Majzoub es dueño del avión en el que los sobrinos de Maduro fueron detenidos por llevar 800 kilos de cocaína.

 

EMILI J. BLASCO

IMG_0358_2_.JPG

Back