Diputados de oposición en Venezuela atacados violentamente por grupos armados protegidos por el gobierno

Adeptos armados del presidente venezolano, Nicolás Maduro, asaltaron el miércoles la Asamblea Nacional de mayoría opositora, atacando a diputados y manteniendo rehenes a centenares de personas dentro del edificio durante nueve horas.

Al menos 15 personas resultaron heridas, entre ellas cinco legisladores y trabajadores de la Asamblea Nacional. 

El presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, culpó a Maduro por la situación en Venezuela, donde meses de crisis política y económica han provocado protestas en las calles que a menudo se vuelven violentas como resultado de la represión de las fuerzas de seguridad de Maduro. Casi 100 personas han muerto. 

"La violencia en Venezuela se llama Nicolás Maduro", dijo Borges a unos reporteros, agregando que no cederían a ninguna demanda de los delincuentes armados. 

Los seguidores de Maduro, llamados "colectivos", irrumpieron violentamente en la cámara legislativa. Se produjeron disparos y se oyeron detonaciones, y las ambulancias se llevaron a unas 15 personas heridas, algunos de ellos legisladores con sangre en sus caras y camisas. 

Las bandas armadas abandonaron el Palacio Legislativo más tarde, pero mantuvieron el edificio rodeado. Guardias nacionales patrullaban el área pero no hicieron nada para remover a los delincuentes o liberar a los rehenes que estaban adentro. 

La Asamblea Nacional había programado una sesión especial para conmemorar el Día de la Independencia de Venezuela, cuando docenas de colectivos irrumpieron en la cámara.

 

 

Back