Canciller Rodríguez de Venezuela renuncia; Gobierno de Trump considera más sanciones contra el desafiante gobierno de Maduro

La ministra de Relaciones Exteriores de Venezuela, Delcy Rodríguez, dejó su cargo el miércoles para postularse a la polémica Asamblea Constituyente, recibiendo elogios de su jefe, quien la llamó "tigresa" por su decidida defensa del gobierno socialista.

El historiador y viceministro de Relaciones Exteriores Samuel Moncada reemplazará a Rodríguez, afirmó el presidente Nicolás Maduro, anunciando los cambios en la diplomacia venezolana durante un discurso en la televisión estatal. 

"Verdaderamente merece el reconocimiento de todo el país porque ha defendido como una tigresa la soberanía, la paz y la independencia de Venezuela", dijo Maduro sobre Rodríguez, que había sido canciller desde fines de 2014. "Felicitaciones camarada, misión cumplida". 

Al igual que algunos otros altos aliados de Maduro, Rodríguez se postulará para ser miembro en la nueva Asamblea Constituyente, con elecciones fijadas para el 30 de julio. La Asamblea tiene la intención de reescribir la constitución y eliminar otras instituciones. 

En otras noticias, los funcionarios del gobierno de Trump advirtieron que los Estados Unidos impondrán nuevas sanciones dirigidas contra Venezuela si el gobierno de izquierda no detiene su paso hacia la autocracia y la implosión económica. 

La advertencia, compartida por dos altos funcionarios de la administración el miércoles, es el último indicio de que el presidente Donald Trump está tomando acciones más duras que su predecesor, Barack Obama, contra países considerados adversarios de los Estados Unidos. 

El anuncio se realiza después de que los Estados Unidos y Venezuela tuvieran un intercambio fuerte de palabras durante la asamblea general de la Organización de Estados Americanos esta semana en Cancún, México. Allí, la canciller venezolana prácticamente retó al país norteamericano a enviar Marines, calificó a los que critican a Venezuela de "perros falderos del imperialismo", y dijo que Venezuela renunciaría al foro multilateral. 

Funcionarios de la administración dijeron que estaban planificando mantener su ritmo actual de sanciones si los líderes venezolanos "continúan su comportamiento". Una nueva ronda de sanciones podría ser lanzada dentro de unas semanas. "Definitivamente nos estamos moviendo más allá de la 'paciencia estratégica'", dijo uno de los funcionarios estadounidenses, refiriéndose a la manera en que Obama lidiaba con los gobiernos extranjeros problemáticos. 

Los funcionarios de la administración Trump no dijeron qué funcionarios o entidades serían las próximas, pero sugirieron que podrían ir tras presuntos abusadores de derechos humanos, funcionarios involucrados en la detención de presos políticos o quienes podrían formar parte del plan del presidente venezolano Nicolás Maduro de reescribir la Constitución del país.

Back