Bajo presión estatal, las televisoras venezolanas limitan cobertura de protestas en vivo

Dos empleados de Globovision, una estación de noticias venezolana de 24 horas, dijeron que el canal de televisión frecuentemente recibe advertencias del regulador estatal de telecomunicaciones, Conatel, en contra de mostrar imágenes en vivo de enfrentamientos entre manifestantes antigubernamentales y fuerzas de seguridad o difundir términos como "dictadura" o "represión."

"Es una amenaza diaria", dijo uno de los empleados, citando información de los gerentes de la estación y pidiendo no ser identificado por temor a represalias. "Conatel está tomando decisiones sobre la cobertura de las protestas". 

En contraste con las oleadas de disturbios ocurridos en Venezuela, particularmente durante el gobierno de Hugo Chávez entre 1999-2013, las tres principales estaciones privadas de televisión del país han proporcionado una mínima cobertura en vivo de las últimas manifestaciones contra el gobierno, mostrando ocasionalmente más de unos minutos de imágenes en tiempo real de protestas, las cuales han dejado a 57 personas muertas en medio de la ira contra el presidente Nicolás Maduro y la frustración por el desplome económico en Venezuela. 

Los reguladores admiten abiertamente que vigilan la cobertura, y el director de Conatel, Andrés Méndez, dijo recientemente a la televisión estatal que el regulador estaba evaluando constantemente a Globovision y a algunos de sus reporteros. 

Incapaces de seguir las protestas en vivo en la televisión, muchos venezolanos han recurrido a otras fuentes de información, especialmente en línea. "Sigo lo que está pasando en mi teléfono y en las redes sociales", dijo Claudia Mejías, que mira el canal colombiano Caracol por cable en el salón de belleza donde trabaja y luego comparte información con sus amigos a través de Whatsapp y Facebook. Las plataformas de medios sociales han suplantado en cierta medida las noticias de televisión. 

Méndez de Conatel dijo que las autoridades están en proceso de adquirir tecnología que regulará mejor los medios electrónicos. 

Creado durante la era de Chávez, el objetivo de Conatel es proteger a los niños contra la promoción de la violencia y el contenido inapropiado. Pero los críticos de la oposición dicen que en su lugar se ha convertido en un censor de motivación política. 

Los dos empleados de Globovision dijeron que sus productores recibieron instrucción de que las protestas de la oposición no debían ser transmitidas en vivo por más de un minuto, y que además debían transmitir imágenes de un ministro del gobierno tras cubrir las protestas. 

Las transmisiones nocturnas de las otras grandes cadenas privadas de televisión del país, Venevision y Televen, suelen incluir imágenes de las protestas del día. Pero generalmente se editan para evitar mostrar los letreros escritos a mano que llaman a Maduro un dictador o personas que cantan consignas contra él, las cuales son constantes en las manifestaciones. 

Empleados de dos de las principales redes, que también pidieron no ser identificados, dijeron que también se les ha instruido administrar cuidadosamente informes y entrevistas a fin de evitar sanciones estatales. 

A principios de este mes, unos manifestantes atacaron a un equipo de periodistas de Globovision con gasolina, y rompieron por separado las ventanas de un automóvil con el mismo equipo de reporteros. "Se ha acrecentado la agresión contra nosotros", dijo un reportero de una estación privada que pidió no ser identificado. 

Las redes de televisión extranjeras también están bajo presión. Por ejemplo, en febrero, Conatel ordenó que los servicios de televisión por cable cortaran la señal de la cadena de televisión CNN En Español. 

En abril, Conatel ordenó a los servicios de cable que suspendieran temporalmente la transmisión de dos canales de Argentina y Colombia, tras acusaciones de que estaban transmitiendo "información infundada y falsa". Otras cuatro cadenas de televisión extranjeras están siendo investigadas, según el regulador. 

"Estamos constantemente siendo monitoreados", dijo Ronald Rodríguez, presidente de la cámara venezolana de televisión por suscripción.

Back