Autores de 'Despacito' arremeten duramente contra Maduro por uso ilegal de la canción en Venezuela

El intento del presidente venezolano Nicolás Maduro de utilizar el éxito "Despacito" para inyectar algo de emoción a su controvertida nueva asamblea le ha salido mal.

El impopular gobierno izquierdista de Maduro lanzó el domingo una versión remezclada de "Despacito" para alentar a los venezolanos a votar por la Asamblea Nacional Constituyente, que tendrá poderes para reescribir la carta magna y reemplazar a otras instituciones. 

"Nuestro llamado a la [Asamblea Nacional] Constituyente sólo busca unir al país ...despacito" es la versión no autorizada de la popular canción, que se reprodujo durante el programa televisivo semanal de Maduro. 

"¿Qué les parece, ah? ¿Está aprobado ese video?", Maduro preguntó ante sus seguidores. 

Pero los cantantes puertorriqueños Luis Fonsi y Daddy Yankee dijeron el lunes que no la aprueban en absoluto. 

"En ningún momento se me he consultado, ni yo he autorizado, el uso o el cambio de la letra de ‘Despacito’ para fines políticos, mucho menos en medio de la deplorable situación que vive un país al que quiero tanto como es Venezuela", dijo Fonsi en un mensaje publicado en Twitter, agregando que la canción no fue creada para "manipular la voluntad de un pueblo que está pidiendo a gritos su libertad y un futuro mejor". 

Daddy Yankee, mientras tanto, publicó una foto de Maduro con una gran equis roja sobre ella en Instagram. 

"Que te apropies ilegalmente de una canción (Despacito), no se compara con el crimen que cometes y has cometido en Venezuela. Tu régimen dictatorial es una burla, no solo para mis hermanos venezolanos, sino para el mundo entero" agregando que "con ese nefasto plan de mercadeo, usted solo continuará poniendo en evidencia su ideal fascista, que ha matado a cientos de héroes y más de 2000 heridos".

 

Back